¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL LINFEDEMA? CÓMO DETECTAR SI LO TENEMOS Y CUÁNDO DEBEMOS CONSULTAR AL MÉDICO

 Existen varios síntomas del Linfedema que, por tanto, producen diferente sintomatología, pero la más característica de todas ellas es la aparición de hinchazón.

 Dicha hinchazón se debe a una obstrucción del sistema linfático, que, al verse incapaz de drenar la linfa correctamente, provoca una acumulación de líquido conocida como Linfedema.

 A medida que avanzan los primeros síntomas del linfedema, el volumen de la hinchazón tiende a crecer y se empiezan a observar cambios en la piel. Además, la acumulación de la linfa interfiere con la cicatrización de heridas y favorece el cultivo bacteriano, lo que puede provocar infecciones.

  •  Por este motivo, es fundamental que los pacientes de Linfedema conozcan los síntomas y empiecen a recibir un tratamiento de inmediato, empezando por aplicar cuidados minuciosos en la piel.

 primeros SÍNTOMAS DEL LINFEDEMA

 Por lo general, el Linfedema no se desarrolla súbitamente sino que los síntomas van apareciendo paulatinamente.

 Los primeros síntomas del Linfedema suelen ser la sensación de pesadez y el endurecimiento del brazo o de la pierna, o de algunas partes de éstos. Detectarlos precozmente y comenzar de inmediato un tratamiento fisioterapéutico evitará que se agrave.

 Los siguientes síntomas en aparecer suelen ser el aumento del volumen del brazo o de la pierna, e incluso, el dolor o la dificultad de movimiento. Dicho aumento puede afectar negativamente al estado de ánimo del paciente o a su sociabilidad, por lo que su calidad de vida puede verse mermada.

  •  Es, por tanto, importante ponerse en manos de los médicos y comenzar cuanto antes el tratamiento fisioterapéutico del Linfedema, y así controlar y reducir la hinchazón.

LOS SÍNTOMAS MÁS COMUNES DEL LINFEDEMA

  • Hinchazón, casi siempre  de un brazo o una pierna (edema blando) que, con el tiempo, aumenta de volumen y puede llegar  hasta los dedos.
  • Piel tensa, sensación de que la ropa, pulseras, relojes, anillos y zapatos están más ajustados de la cuenta.
  • Sensación de pesadez o rigidez.
  • Alteración de la movilidad del brazo o pierna afectada. Su flexibilidad y la sensación de debilitamiento.
  • Alteración de la piel como:
  •   La decoloración.
  •   Fibrosis (endurecimiento y engrosamiento de la piel)
  •   Úlceras.
  •   Papilomatosis (crecimiento excesivo de las papilas de la piel o de la membrana mucosa)
  •   Engrosamiento dérmico de la piel. 
  •   Hiperqueratosis (engrosamiento de la capa externa de la piel)
  •   Hiperplasia (verruga)
  •   Brillo o enrojecimiento de la piel.
  •   Apariencia de piel de naranja (piel con pequeños hoyuelos).
  •   Pequeñas ampollas que supuran un líquido transparente.
  • Infecciones frecuentes. (celulitis, lingangiasis…)
  • Alteraciones de la circulación.
  • Asimetrías.
  • Picores en las partes afectadas.
  • Sensación de quemazón.
  • Dolores y otras molestias.

 * Estos síntomas pueden suponer desde cambios leves y poco notorios hasta cambios más graves y extremos.

 LOS SÍNTOMAS ESPECÍFICOS DEL LINFEDEMA DE CUELLO O DE CARA PUEDEN SER:

  • Hinchazón de los ojos, los labios, el cuello, la cara o debajo del mentón.
  • Tensión y molestias en las áreas afectadas.
  • Dificultad de movimiento en la mandíbula, el cuello e incluso los hombros.
  • Aparición de fibrosis en la piel.
  • Disminución de la visión en el caso de afectación de los párpados.
  • Entorpecimiento al respirar, tragar o hablar.
  • Falta de control sobre los alimentos y líquidos consumidos en la boca, provocando babeos o que se salga la comida.
  • Congestión nasal o dolores en los oídos.

EL SIGNO DE STEMMER PARA DETECTAR EL LINFEDEMA

 El signo de Stemmer es una manera fiable para detectar el Linfedema. Consiste en pellizcarse la piel, si resulta dificultoso el signo de Stemmer será positivo.

 Otros posibles signos son los pliegues en la piel más acentuados de lo normal en las articulaciones o la piel tensa.

 Los signos son las señales que pueden ser percibidas por otra persona, mientras que los síntomas son señales subjetivas que el paciente experimenta.

CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO

¿Tienes alguno de estos síntomas del Linfedema?

En Mimar Fisioterapia te recomendamos encarecidamente que acudas a un médico tan pronto como detectes alguno de estos síntomas.

Pide cita con tu médico si detectas alguna hinchazón persistente en las piernas o en los brazos, si notas que el miembro afectado se ve enrojecido, lo notas caliente o si sientes un dolor desconocido.

  •  La detección precoz del Linfedema es fundamental, al igual que comenzar inmediatamente con el tratamiento fisioterapéutico.

Si ya tienes un Linfedema diagnosticado y notas que aparecen nuevos síntomas, acude a tu médico para que pueda controlar su evolución. 

En Mimar Clínica de Fisioterapia estamos especializados en el tratamiento de Linfedema en Valencia. El 95% de nuestros pacientes presentan una notable mejoría.

¡Contáctanos sin ningún compromiso para más información!

error: El contenido de esta página se encuentra protegido!!
Ir arriba