¿Cuales son los beneficios del pilates? los 8 beneficios del pilates

Los beneficios del Pilates son numerosos dado que trabajamos todo el cuerpo, tanto musculatura profunda como periférica, consiguiendo aumentar considerablemente nuestra fuerza, equilibrio y coordinación.

Vamos a enumerar detalladamente los principales beneficios del Pilates:

EQUILIBRIO:

El énfasis que se hace en la musculatura profunda durante los ejercicios de pilates contribuye a sus beneficios dado que mejoran nuestro equilibrio y control, durante los ejercicios y en nuestro día a día.

Además, los ejercicios en equilibrio que realizamos en algunas sesiones mejoran la propiocepción, es decir, la conciencia sobre nuestro cuerpo.

COORDINACIÓN:

El Pilates realiza un trabajo global sobre nuestro cuerpo, implicando distintas zonas y grupos musculares y ayudándonos a mejorar nuestra coordinación.

CONTROL:

Uno de los principios básicos del Pilates. El equilibrio, la coordinación y el hecho de que cada ejercicio se realice de forma lenta y consciente nos da la posibilidad de controlar nuestro cuerpo y nuestra mente.

Este control resulta muy importante en nuestra vida diaria. Ante un tropiezo o situación que nos rete, tener un cuerpo fuerte y una conciencia corporal entrenada nos ayudará a reaccionar con más agilidad.

FUERZA:

El trabajo muscular abarca todos los grupos musculares, con ejercicios concéntricos y ejercicios excéntricos, ejercicios isométricos… potenciando su fuerza y su elasticidad. Es, de esta forma, uno de los mejores beneficios directos del Pilates.

POSTURA:

En Pilates trabajamos la elongación del cuerpo en todo momento. Hacemos mucho hincapié en evitar posturas y movimientos forzados, en controlar la posición de cada parte de nuestro cuerpo y en crecer. Este trabajo, el control del centro abdominal, y el trabajo de la musculatura nos ayuda a mejorar nuestra postura también en la vida diaria.

RELAJACIÓN:

En primer lugar, el papel fundamental de la respiración en cada ejercicio de Pilates ya nos ayuda a bajar el ritmo cotidiano, a oxigenar nuestro cuerpo y a mejorar nuestro patrón respiratorio. Pero, además, el hecho de tener que realizar cada ejercicio con precisión y control, nos obliga a poner toda nuestra atención en la práctica de Pilates, lo que nos ayuda a desarrollar nuestro poder de concentración y, a la vez, a olvidar nuestras preocupaciones durante esa hora. Esto libera el estrés y nos ayuda a relajarnos.

Eso sin contar con que al final de cada clase terminamos con unos minutitos de relajación para resetearnos ¡y terminar la clase como nuevos!

INTENSIDAD:

El Pilates tiene mucha versatilidad y puede adaptarse a intensidades muy variadas, por lo que es un ejercicio indicado para personas en cualquier condición física, incluso aquellos que nunca han practicado deporte antes. Pero, si lo que te preocupa es que te resulte aburrido o demasiado suave, te recomiendo que no lo subestimes: ¡el pilates puede llegar a resultar muy intenso pero con beneficios!

Es cierto que, por principio, damos más importancia siempre a la calidad en la ejecución que a la intensidad. Ésta la iremos ganando progresivamente y la adecuaremos al nivel de cada persona en cada momento. No sólo queremos tratar lesiones, sino prevenirlas.

Pero, si tu nivel y estado físico y de salud te lo permiten, ¡conseguiremos que las clases te supongan un reto!

SALUD:

Lo más importante. Al ganar fuerza, control, confianza y agilidad y reducir el estrés estamos ganando, sobre todo, en calidad de vida. El más importante de los beneficios del Pilates.

​ Como diría Joseph:

Cada uno somos arquitectos de nuestra propia vida. Y la salud del cuerpo es el primer paso para nuestra felicidad

Joseph Pilates
error: El contenido de esta página se encuentra protegido!!
Ir arriba