Índice de contenidos

LINFEDEMA

 En Mimar Fisioterapia somos muy conscientes de las necesidades que atraviesan los pacientes de Linfedema y de las dudas que les genera esa situación.

Por ello, hemos decidido publicar toda la información necesaria acerca del Linfedema y las maneras de atenuarlo.

Hablaremos sobre qué es el Linfedema, cuáles son los síntomas, cuándo acudir al médico, cuáles son las causas, qué tipos hay, cuáles son los tratamientos que hay, cómo se diagnostica, cómo se previene o qué ejercicios puedes realizar para atenuarlo.

  •  Como el contenido de esta página es extenso, te recomendamos que utilices el índice de contenidos para moverte por ella. Siempre puedes darle al botón “Ir arriba” y pulsar los enlaces que más te interesen.

¡Esperamos que te sirva de ayuda!

En Mimar, somos tu clínica especializada en tratamiento de Linfedema en Valencia.

Te ayudaremos a lo largo del proceso que sea necesario para mejorar tu calidad de vida.

¡Empecemos!

¿QUÉ ES EL LINFEDEMA?

 El Linfedema es un tipo de edema (inflamación o hinchazón) crónico que se crea debido a una acumulación anormal de líquido en los tejidos blandos del cuerpo, producida como consecuencia de un mal funcionamiento del sistema linfático.

 También se le conoce como “linfoedema” o “edema linfático”.

 Se calcula que el Linfedema afecta aproximadamente a unos 200 millones de personas en todo el mundo.

 En la mayoría de los casos, el Linfedema suele aparecer en los brazos o en las piernas (en un lado o en ambos). También puede afectar a otras partes del cuerpo como el cuello, debajo del mentón, la cara, dentro de la boca o el escroto.

 Esta afección se origina cuando el sistema linfático se ve incapaz de drenar la linfa, provocando la hinchazón.

 El sistema linfático forma parte del sistema inmunitario dado que ayuda a combatir infecciones y enfermedades transportando la linfa a través del cuerpo.  

 La linfa es un líquido incoloro que contiene glóbulos blancos que nos defienden frente a los  agentes patógenos. Se mueve por una red de vasos linfáticos donde unas glándulas (ganglios linfáticos) se ocupan de filtrar bacterias, toxinas y otras sustancias perjudiciales para nuestro cuerpo.

 Es muy frecuente la aparición de Linfedema como consecuencia de la extirpación o daño de los ganglios linfáticos durante tratamientos oncológicos. Esta enfermedad puede desarrollarse de inmediato o tardar un tiempo en aparecer tras este tipo de procesos. También existen otras causas que veremos en otro apartado con mayor detenimiento.

¿Quieres saber más sobre el Sistema Linfático?

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL LINFEDEMA? CÓMO DETECTAR SI LO TENEMOS Y CUÁNDO DEBEMOS CONSULTAR AL MÉDICO

 El Linfedema puede  producir diferente sintomatología, pero la más característica es la aparición de hinchazón.

 Dicha hinchazón se debe a una obstrucción del sistema linfático, que, al verse incapaz de drenar la linfa correctamente, provoca una acumulación de líquido conocida como Linfedema.

 A medida que avanza, el volumen de la hinchazón tiende a crecer y se empiezan a observar cambios en la piel. Además, la acumulación de la linfa interfiere con la cicatrización de heridas y favorece el cultivo bacteriano, lo que puede provocar infecciones.

LOS SÍNTOMAS MÁS COMUNES DEL LINFEDEMA

  • Hinchazón, casi siempre  de un brazo o una pierna (edema blando) que, con el tiempo, aumenta de volumen y puede llegar  hasta los dedos.
  • Piel tensa, sensación de que la ropa, pulseras, relojes, anillos y zapatos están más ajustados de la cuenta.
  • Sensación de pesadez o rigidez.
  • Alteración de la movilidad del brazo o pierna afectada. Su flexibilidad y la sensación de debilitamiento.
  • Alteración de la piel como:
  •   La decoloración.
  •   Fibrosis (endurecimiento y engrosamiento de la piel)
  •   Úlceras.
  •   Papilomatosis (crecimiento excesivo de las papilas de la piel o de la membrana mucosa)
  •   Engrosamiento dérmico de la piel. 
  •   Hiperqueratosis (engrosamiento de la capa externa de la piel)
  •   Hiperplasia (verruga)
  •   Brillo o enrojecimiento de la piel.
  •   Apariencia de piel de naranja (piel con pequeños hoyuelos).
  •   Pequeñas ampollas que supuran un líquido transparente.
  • Infecciones frecuentes. (celulitis, lingangiasis…)
  • Alteraciones de la circulación.
  • Asimetrías.
  • Picores en las partes afectadas.
  • Sensación de quemazón.
  • Dolores y otras molestias.

 * Estos síntomas pueden suponer desde cambios leves y poco notorios hasta cambios más graves y extremos.

 LOS SÍNTOMAS ESPECÍFICOS DEL LINFEDEMA DE CUELLO O DE CARA PUEDEN SER:

  • Hinchazón de los ojos, los labios, el cuello, la cara o debajo del mentón.
  • Tensión y molestias en las áreas afectadas.
  • Dificultad de movimiento en la mandíbula, el cuello e incluso los hombros.
  • Aparición de fibrosis en la piel.
  • Disminución de la visión en el caso de afectación de los párpados.
  • Entorpecimiento al respirar, tragar o hablar.
  • Falta de control sobre los alimentos y líquidos consumidos en la boca, provocando babeos o que se salga la comida.
  • Congestión nasal o dolores en los oídos.

EL SIGNO DE STEMMER PARA DETECTAR EL LINFEDEMA

 El signo de Stemmer es una manera fiable para detectar el Linfedema. Consiste en pellizcarse la piel, si resulta dificultoso el signo de Stemmer será positivo.

 Otros posibles signos son los pliegues en la piel más acentuados de lo normal en las articulaciones o la piel tensa.

 Los signos son las señales que pueden ser percibidas por otra persona, mientras que los síntomas son señales subjetivas que el paciente experimenta.

 EVOLUCIÓN DE LOS SÍNTOMAS DEL LINFEDEMA

 Por lo general, el Linfedema no se desarrolla súbitamente sino que los síntomas van apareciendo paulatinamente.

 Los primeros síntomas del Linfedema suelen ser la sensación de pesadez y el endurecimiento del brazo o de la pierna, o de algunas partes de éstos. Detectarlos precozmente y comenzar de inmediato un tratamiento fisioterapéutico evitará que se agrave.

 Los siguientes síntomas en aparecer suelen ser el aumento del volumen del brazo o de la pierna, e incluso, el dolor o la dificultad de movimiento. Dicho aumento puede afectar negativamente al estado de ánimo del paciente o a su sociabilidad, por lo que su calidad de vida puede verse mermada.

  •  Es, por tanto, importante ponerse en manos de los médicos y comenzar cuanto antes el tratamiento fisioterapéutico del Linfedema, y así controlar y reducir la hinchazón.

CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO

¿Tienes alguno de estos síntomas?

En Mimar Fisioterapia te recomendamos encarecidamente que acudas a un médico tan pronto como detectes alguno de estos síntomas.

Pide cita con tu médico si detectas alguna hinchazón persistente en las piernas o en los brazos, si notas que el miembro afectado se ve enrojecido, lo notas caliente o si sientes un dolor desconocido

Si ya tienes un Linfedema diagnosticado y notas que aparecen nuevos síntomas, acude a tu médico para que pueda controlar su evolución

En Mimar Clínica de Fisioterapia estamos especializados en el tratamiento de Linfedema en Valencia. El 95% de nuestros pacientes presentan una notable mejoría.

¡Contáctanos sin ningún compromiso para más información!

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL LINFEDEMA?

 El Linfedema aparece cuando el sistema linfático no puede realizar correctamente su función principal: drenar la linfa.

 El sistema linfático realiza una función imprescindible para mantenernos sanos. Hace circular la linfa por todo el cuerpo recogiendo y filtrando las sustancias indeseadas.

 Las causas por las que aparece varían en función del tipo de Linfedema según su origen, es decir, si es primario o secundario.

 El Linfedema primario es aquél que aparece por sí solo, mientras que el secundario se manifiesta como consecuencia de una intervención, una infección o enfermedad.

 El Linfedema secundario se presenta con más frecuencia que el Linfedema primario.

 CAUSAS DEL LINFEDEMA PRIMARIO

 El Linfedema primario es una afección hereditaria poco frecuente que se da cuando el sistema linfático presenta anomalías desde el nacimiento.

 Las principales causas del Linfedema primario pueden ser:

La Enfermedad de Meige

(Linfedema precoz)

Este trastorno generalmente aparece en la pubertad, aunque también puede aparecer hasta los 35 años de edad o desarrollarse durante el embarazo.

La Enfermedad de Milroy

(Linfedema congénito)

Este trastorno comienza durante la infancia y provoca que los ganglios linfáticos se formen de manera anormal.

El Linfedema
tardío

(Tardío)

Es poco frecuente. Se trata de un Linfedema que aparece después de los 35 años de edad.

 CAUSAS DEL LINFEDEMA SECUNDARIO

  El linfedema secundario suele aparecer a raíz de una intervención médica o afección que dañe los ganglios o los vasos linfáticos.

 Entre las posibles causas del secundario podemos encontrar las siguientes:

Aparición de Linfedema como consecuencia de una infección

 Una infección en los ganglios linfáticos o la presencia de parásitos puede limitar el flujo de líquido linfático.

 El Linfedema provocado por infección se manifiesta con mayor probabilidad en los países en desarrollo y se da con mayor frecuencia en las regiones tropical y subtropical (Filariasis, infección parasitaria)

 Entre las posibles infecciones bacterianas o micóticas podemos encontrar la celulitis.

Afloramiento del Linfedema tras una intervención quirúrgica como tratamiento oncológico o manifestación provocada por el cáncer.

 La extirpación o el daño en los ganglios linfáticos o en los vasos linfáticos pueden causar un linfedema, y es una de las causas más frecuentes dentro de los tratamientos oncológicos.

 En ocasiones no aparece inmediatamente tras la operación, sino que puede tardar unos meses en desarrollarse.

 Las células cancerosas también pueden obstruir los vasos linfáticos, provocando un linfedema. Si un tumor crece cerca de un ganglio o de un vaso linfático puede llegar a entorpecer el flujo de la linfa.

  Radioterapia: La radiación que reciben los pacientes de cáncer puede provocar la cicatrización e inflamación tanto de los ganglios como de los vasos linfáticos.

  • Es muy común la aparición del Linfedema de brazo tras una extracción de ganglios linfáticos axilares en el tratamiento del cáncer de mama (Linfadenectomía).

Se estima que, en global, alrededor de un 32% de los pacientes con cáncer de mama desarrollan Linfedema. De ellos, los pacientes tratados con mastectomía radical tienen más probabilidades de desarrollarlo que aquellos tratados con una cirugía más conservadora.

Las posibilidades aumentan aún más si además de la cirugía reciben radioterapia.

 La gran mayoría de edemas aparecen dentro de los tres años posteriores al tratamiento oncológico, y entre ellos, el 75% lo hace durante el primer año tras la Linfadenectomía.

 Los linfedemas de cuello o cabeza pueden ser causados por la cirugía o la radioterapia recibidos para el tratamiento de cáncer de garganta o lengua.

 Las intervenciones de cáncer de ovario, colon o útero que requieran de una extirpación de ganglios o radioterapia pueden provocar la aparición de linfedema en las piernas o en la ingle.

 También puede ser causado por las cirugías oncológicas sobre la próstata o los testículos.

La mejor solución para tratar y controlar el Linfedema es el tratamiento mediante terapias combinadas como las que ofrecemos en Mimar Fisioterapia Valencia.

TIPOS DE LINFEDEMA

  El Linfedema se puede clasificar de distintas maneras.

  En este apartado clasificaremos los tipos de Linfedema en función de su origen, su aparición y su gravedad.

 SEGÚN SU ORIGEN: Linfedema primario y linfedema secundario.

Linfedema primario

Son aquellos que aparecen por sí solos, sin causa aparente, pueden tener un origen hereditario que afecta al desarrollo normal del sistema linfático. Pueden aparecer tanto en el momento del nacimiento de una persona, como en su desarrollo.

Linfedema secundario

Son aquellos que surgen como consecuencia de un daño provocado en el sistema linfático causado por una infección, una intervención quirúrgica, traumatismos o irradiaciones.

 TIPOS DE LINFEDEMA SEGÚN SU APARICIÓN:

Linfedema precoz, agudo o temporal

Es aquel que surge poco tiempo después de una operación.
Es frecuente la aparición de un edema tras una cirugía después de unos días, semanas o meses (hasta un año), suelen ser de carácter moderado y puede desaparecer espontáneamente o gracias a un tratamiento fisioterapéutico.
Si al cabo de 3 meses sin haber recibido tratamiento fisioterapéutico alguno el edema persiste, puede ser el origen de un Linfedema precoz.

Linfedema tardío o crónico

El Linfedema tardío no se manifiesta inmediatamente tras la intervención sino que aparece con el tiempo. Puede aparecer después de un año, incluso más, desde la finalización del tratamiento oncológico.

Puede presentarse de manera leve o desarrollar un volumen mayor en poco tiempo.

 los grados de linfedema según su gravedad:

 Grado 0 (Subclínico)

No hay diferencia de volumen, pero sí aparecen síntomas en la zona afectada, como molestias, hormigueos o sensación de pesadez. 

Grado 1 (Edema leve)

 Empieza a apreciarse un aumento de volumen, pero el edema mejora con la elevación del miembro y es de consistencia blanda. Al presionar la piel aparece una pequeña hendidura llamada fóvea

El Linfedema suele afectar a las partes más alejadas del centro del cuerpo como la mano o el antebrazo, o como el pie y la parte inferior de la pierna.

 Todavía no se aprecian cambios en los tejidos.

Grado 2 (Edema moderado)

 El Linfedema afecta a una extremidad por completo o a su cuadrante del tronco asociado.

Ya no disminuye con la elevación.

 Los cambios en los tejidos, como el endurecimiento, son más evidentes y difíciles de revertir. 

Grado 3 (Edema severo)

 Las alteraciones cutáneas son significativas y el volumen de la zona afectada es muy grande, llegando incluso a deformar la extremidad. 

El Linfedema puede representar un problema a largo plazo y repercutir en el día a día del paciente. Es importante que  esté informado sobre los tratamientos que debe seguir, así como de los cuidados que deben implementarse sobre la piel de la extremidad afectada.

El diagnóstico precoz y la iniciación de un tratamiento de inmediato aumentan sus posibilidades de éxito para controlar el Linfedema.

EL TRATAMIENTO DE LINFEDEMA

En Mimar Clínica de Fisioterapia estamos especializados en el tratamiento de Linfedema en Valencia.

Como conocemos las dificultades que atraviesan nuestros pacientes, queremos poner a vuestra disposición toda la información relevante que pueda ayudaros a ti o a tus allegados.

¡Comencemos!

TRATAMIENTO DE LINFEDEMA EN VALENCIA EN MIMAR CLÍNICA DE FISIOTERAPIA

En MIMAR clínica de fisioterapia somos especialistas en el tratamiento del linfedema en Valencia. Nos basamos en la terapia descongestiva completa, recogida en el documento de consenso de la Sociedad Internacional de Linfología como la más efectiva para abordar el linfedema.

También contamos con el Método Godoy para aplicarlo según las necesidades de cada paciente.

Tenemos a disposición de los pacientes con linfedema tanto las dos mejores terapias combinadas que existen actualmente, como las terapias de apoyo:

Tras realizar un estudio previo, evaluaremos su caso concreto y desarrollaremos un plan integral de tratamiento personalizado para ti.

¿A qué esperas? Llámanos o contáctanos a través de nuestra página de contacto.

Nos pondremos en contacto contigo sin compromiso.

 El objetivo principal de todo tratamiento de linfedema es controlar la hinchazón ,que tiende a crecer. También resulta fundamental impedir que se presenten o empeoren otros problemas (prevenir infecciones o evitar fibrosis), mejorar la capacidad funcional del paciente y el aspecto del miembro afectado.

 El tratamiento fisioterapéutico se considera el mejor tratamiento de linfedema posible según el consenso acordado por la Sociedad Internacional de Linfología (ISL) al demostrar ser el más eficaz para reducirlo y controlarlo.

 Este tratamiento de linfedema se centra específicamente en reducir las molestias, mejorar la capacidad de movimiento del miembro afectado y ayudar a que los pacientes puedan desarrollar una vida cotidiana normal.

Todo ello sin recurrir a medicamentos y tratando de  combinar diferentes abordajes para obtener un mejor resultado.

 El tratamiento de linfedema debe iniciarse inmediatamente tan pronto como sea diagnosticado.

LAS TERAPIAS COMBINADAS EN EL TRATAMIENTO DE LINFEDEMA: LA MEJOR SOLUCIÓN

 El mejor tratamiento para el linfedema es el tratamiento fisioterapéutico combinado, es decir, el tratamiento que combate la enfermedad mediante distintas técnicas. Se ha demostrado como la manera más eficaz de reducir el volumen de la hinchazón y controlar los efectos del linfedema a largo plazo.

 La fisioterapia combinada puede incluir drenajes linfáticos manuales, terapias de compresión, cuidados de la piel, ejercicios o la aplicación del Método Godoy. Dentro de los tratamientos de fisioterapia combinada podemos encontrar principalmente dos enfoques: La Terapia Descongestiva Compleja y el Método Godoy.

La Terapia Descongestiva Compleja, también conocida como Terapia Descongestiva Completa.

 La terapia descongestiva completa (Complete decongestive therapy, CDT en inglés), también conocida como terapia descongestiva compleja, combina terapias de compresión, drenaje linfático manual, cuidado de la piel y ejercicios.

 El fisioterapeuta especializado en linfedema, evaluará el nivel de afectación del brazo o de la pierna y elaborará un programa completo de tratamiento especialmente diseñado para el paciente

  La terapia descongestiva compleja se aplica en dos fases:

FASE DE DESCONGESTIÓN

La fase de descongestión se realiza al principio de este programa. Su función será la de aplicar las terapias con mayor intensidad para tratar de reducir la hinchazón en el menor tiempo posible. Es, por tanto, una fase intensiva.

FASE DE MANTENIMIENTO

En la fase de mantenimiento, el objetivo es mantener la reducción obtenida en la fase intensiva y enseñar al paciente a cuidar su linfedema en el día a día para que permanezca lo más estable posible

 Fase de descongestión de la Terapia Descongestiva Completa

 Es fundamental prestar especial atención a la higiene y los cuidados de la piel para tenerla sana y evitar infecciones

 En esta primera fase se realiza un drenaje linfático manual, para estimular la reabsorción del edema. 

En determinados casos, y siempre tras la estricta valoración del fisioterapeuta, se puede aplicar presoterapia además del drenaje manual.

 A continuación se aplicará un vendaje compresivo, sin el cual, el edema podría volver al cabo de unas horas.

 Es recomendable que el paciente realice algunos ejercicios con los vendajes de compresión puestos, para mayor eficacia del tratamiento. 

En un momento agudo del linfedema, es aconsejable que las sesiones en esta fase se realicen diariamente, cambiando los vendajes a las 24h, durante al menos una o dos semanas. Como siempre, esto variará en función de cada caso

 El objetivo de la fase de descongestión es reducir el volumen de la hinchazón del brazo o de la pierna con linfedema. Una vez esa reducción llegue al máximo posible, pasaremos a la fase de mantenimiento.

 Fase de mantenimiento de la Terapia Descongestiva Completa

 En la fase de mantenimiento se siguen aplicando los cuidados de la piel e higiene, el drenaje linfático manual, la compresión y el ejercicio.

 La frecuencia del drenaje linfático disminuirá progresivamente y, en lugar del vendaje, se comienza a utilizar una prenda de compresión, generalmente prendas de tricotado plano, que son menos elásticas y preferiblemente confeccionadas a la medida de cada paciente.

 El objetivo de la fase de mantenimiento es el de conservar los resultados obtenidos en la fase de descongestión.

El Método Godoy para Linfedema

 El Método Godoy es un método global de terapia linfática, creado en Brasil por los doctores Jose María Pereira Godoy y María Fátima Guerrero Godoy tras más de 15 años trabajando con pacientes de Linfedema.

 Las terapias que comprende este tratamiento están pensadas para adaptarse a cada paciente mejorando la circulación linfática a corto y largo plazo.

 Al igual que en la terapia descongestiva compleja, el tratamiento se realiza en dos fases cuya duración dependerá de cada caso concreto: Fase Intensiva o de descongestión y Fase de Mantenimiento.

 Con el tratamiento intensivo de la primera fase se consigue una reducción de volumen de aproximadamente un 10% diario y, tras unas sesiones, es posible que la reducción llegue hasta a un 95% de la hinchazón en algunos casos.

¿Quieres saber más acerca del Método Godoy?

 Las terapias que comprende este tratamiento
Terapia Linfática Cervical (TLC)

 La terapia Linfática Cervical (TLC), o estímulo cervical es una maniobra que se realiza en la zona clavicular próxima a la base del cuello, donde se produce la unión del sistema linfático con el circulatorio estimulando la circulación de la linfa de todo el cuerpo desde ese punto.

Terapia Linfática Manual

 La Terapia Linfática Manual o drenaje linfático manual (DLM) consiste en maniobras manuales muy suaves que estimulan la circulación de la linfa para el drenaje de los vasos linfáticos y, en consecuencia, la reducción de la hinchazón del linfedema.

Terapia Linfática Mecánica

 La terapia linfática mecánica se aplica con una máquina específica bajo la denominación de RAGodoy®.

 Estas máquinas favorecen la circulación de la linfa gracias a la bomba muscular producida mediante la movilización pasiva de los miembros superiores (brazos) o inferiores (piernas), 

Terapias de compresión–contención

 Las terapias de compresión o contención son la terapia de compresión de vendajes y de prendas. Resultan primordiales durante las primeras fases del tratamiento y ayudan a la reducción del volumen y la fibrosis del edema.

Terapias para la piel

 Las terapias para la piel son los cuidados minuciosos que deben seguirse diariamente para limpiar la piel del brazo o de la pierna insistiendo en las zonas con pliegues.

Educación del paciente para el mantenimiento de los resultados

 Resulta de vital importancia que los pacientes de linfedema sigan una serie de recomendaciones todos los días.

En MIMAR clínica de fisioterapia somos especialistas en el tratamiento del linfedema en Valencia.

Nos basamos en la terapia descongestiva completa, recogida en el documento de consenso de la Sociedad Internacional de Linfología como la más efectiva para abordar el linfedema.

También contamos con el Método Godoy para aplicarlo según las necesidades de cada paciente.

Tras realizar un estudio previo, evaluaremos tu caso concreto y desarrollaremos un plan integral de tratamiento personalizado de linfedema para ti.

¡Contáctanos sin compromiso!

LA TERAPIA MANUAL COMO TRATAMIENTO DEL LINFEDEMA. EL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL (DLM)

La técnica utilizada como terapia manual para tratar el linfedema se conoce como drenaje linfático manual (DLM) y debe aplicarse por fisioterapeutas especializados como los que tenemos en Mimar Fisioterapia.

 El drenaje linfático consiste en masajear suavemente los tejidos blandos del cuerpo para favorecer la circulación de la linfa fuera de las zonas afectadas por linfedema, hacia vasos linfáticos que no estén dañados.

Se aplica mediante maniobras suaves, lentas e indoloras que se realizan en sentido ascendente empezando desde las zonas más proximales a la parte más distal del miembro afectado. 

 Se inicia en el cuello, donde el sistema linfático acaba filtrando la linfa al torrente sanguíneo (vena subclavia) y favorece el flujo de los dos conductos linfáticos mayores, lo que facilita el drenaje de los vasos linfáticos de menor tamaño. 

¿Quieres saber más sobre el Drenaje Linfático?

 El drenaje linfático manual se considera primordial tanto en una etapa inicial del tratamiento de linfedema, al considerarse una terapia de ataque o de choque, como en el mantenimiento ya que ayuda a minimizar los síntomas asociados. Suele finalizar con la aplicación de alguna de las terapias de compresión para conseguir mayor eficacia. 

 No obstante, el DLM no debe aplicarse sobre heridas abiertas, tumores superficiales o áreas con trombosis (coágulos en sangre).

 Si deseas conocer más a fondo el drenaje linfático manual pulse aquí.

 En Mimar Clínica de fisioterapia Valencia estamos formados en DLM y acreditados para aplicarlo como parte del tratamiento de Linfedema en Valencia.

LA TERAPIA DE COMPRESIÓN MEDIANTE EL USO DE MEDIAS DE COMPRESIÓN, PRENDAS ELÁSTICAS O VENDAJES COMPRESIVOS PARA TRATAMIENTO DEL LINFEDEMA

vendajes-compresivos-tratamiento

 Una vez que a una persona se ha diagnosticado, la compresión se hace indispensable para el tratamiento del Linfedema. La compresión ayuda a reducir el edema linfático y previene su progresión.

 La presión ejercida variará en función de la cercanía o lejanía del centro del cuerpo que tenga el punto concreto que se esté tratando. Cuanto más cerca, se aplicará menor presión y cuanto más lejos mayor presión. Esto favorece el desagüe de la linfa.

La compresión la realizaremos por medio de vendajes compresivos o prendas de compresión, según el momento del tratamiento en que nos encontremos.

 Es importante saber que las prendas de compresión tienen un coste y existe la posibilidad de solicitar una ayuda económica al Sistema de Sanidad Pública bajo prescripción del médico especialista.

Pueden variar según las distintas Comunidades Autónomas.

 Para más información pulse aquí

Terapia con medias de compresión u otro tipo de prendas.

 Las prendas de compresión son prendas elásticas cuyo diseño ayuda a presionar suavemente las diferentes partes del miembro afectado por el linfedema, ya sea el brazo o la pierna,  para ayudar a que la linfa circule e impedir que se acumule.

  • También se conoce a las prendas de compresión por otros nombres como “mangas“, “medias” o “manguitos” seguidos del adjetivo “elásticas” o “de compresión“.
  • En función de cada caso, es posible que se requiera que sean confeccionadas a medida para que se adapten mejor al paciente. Consulta con un especialista ortoprotésico.

 Las medias de compresión confieren contención y reducción de la hinchazón, suelen estar diseñadas para un uso diario y, dependiendo del caso, se puede estudiar si es conveniente o no retirarla durante las horas de sueño.

 Suele recomendarse realizar los ejercicios y actividades de la vida diaria con la prenda puesta,  y cobran especial importancia durante los viajes en avión debido a que el linfedema puede empeorar a grandes altitudes.

 Se suelen usar después de una terapia descongestiva completa para mantener la reducción del linfoedema y deben renovarse, aproximadamente, cada 6 meses

 Las más utilizadas son las medias de compresión de tricotado plano, que son prendas con costura que ejercen presión superficial constante sobre el brazo o la pierna afectada. El material es resistente al roce, lavable  y existen, incluso, modelos con colores y estampados que ayudan a sentirse mejor a los pacientes de linfedema

  • Resulta importante hacer uso de esas prendas regularmente, para garantizar que los resultados sean duraderos en el tiempo.
  • Si acaban de hacerte tu primera prenda compresiva y todavía no consigues llevarla todo el día puesta no te preocupes, es normal.
  • Suele hacer falta un pequeño periodo de adaptación. También existen facilitadores para ayudarte a colocarla correctamente.

 En Mimar Clínica de fisioterapia Valencia recomendamos recurrir a un asesor experto en ortopedia para elegir la prenda más adecuada a cada caso.

Terapia con vendajes de compresión

 El vendaje compresivo consiste en aplicar diferentes capas de relleno y vendajes en las zonas afectadas. Los vendajes pueden ser de alta o baja elasticidad, siendo los últimos los más recomendables para el tratamiento de linfedema.

 La baja elasticidad ofrece una mayor presión en movimiento y una menor presión en reposo.

 Los vendajes compresivos mejoran el bombeo de los vasos linfáticos al proporcionarles una mayor consistencia y, junto a la bomba muscular que se produce durante el movimiento, estimula el flujo linfático ayudando a suavizar las zonas afectadas por la retención de la linfa.

Vendaje compresivo
  • Los vendajes de compresión son muy utilizados tras un drenaje linfático manual, dentro de una terapia combinada.
  • La aplicación de este tipo de vendajes requiere de profesionales cualificados como los que tenemos en Mimar Fisioterapia.

 En Mimar Clínica de fisioterapia Valencia utilizamos ambas terapias compresivas combinadamente buscando la obtención del mejor resultado posible para el tratamiento de linfedema en Valencia.

¡Llámanos o solicita más información sin compromiso!

Estaremos encantados de ayudarte

EL EJERCICIO COMO PARTE DEL TRATAMIENTO DE LINFEDEMA

ejercicios terapeuticos para mantenerse en forma y mejorar tu calidad de vida

  El ejercicio ayuda a mejorar la circulación del sistema linfático, fortalece la musculatura y deben ser siempre recomendados por un fisioterapeuta experto en linfedema o por su médico.

 Está demostrado que la práctica de ejercicios ligeros  y aeróbicos consigue contener, e incluso reducir, en muchos casos el linfedema, aparte de los demás beneficios para la salud que se obtienen.

 El fisioterapeuta experto en tratamiento de linfedema recomendará el uso de prendas compresivas durante el ejercicio, salvo contadas excepciones. Igualmente podrá diseñar una tabla de ejercicios específicos para cada caso, con el objetivo de mejorar la amplitud de movimientos del brazo o de la pierna.

 Los ejercicios deben comenzar desde un nivel de intensidad y ritmo muy bajo e ir aumentando progresivamente. Al principio pueden realizarse los mismos ejercicios sobre prevención del linfedema

 Si deseas conocer más  sobre los ejercicios que te recomendamos en Mimar Fisioterapia para el tratamiento de linfedema en Valencia pincha aquí.

LOS CUIDADOS DE LA PIEL QUE DEBES SEGUIR PARA TRATAR EL LINFEDEMA

 En el tratamiento de linfedema, los cuidados de la piel cobran especial importancia para prevenir posibles infecciones e impedir que la piel se rompa o se seque.

 El linfedema aumenta el riesgo de infecciones y, por ello, es importante mantener la zona afectada lo más limpia e hidratada posible. Para ello, deberá evitar los cortes, las quemaduras, los pinchazos con agujas u otras posibles grietas en la superficie de la piel.

 Si quieres ampliar tu información pulsa aquí.

PRESOTERAPIA O TERAPIA DE COMPRESIÓN NEUMÁTICA INTERMITENTE

 La terapia de compresión neumática intermitente o presoterapia, utiliza una manga neumática o pernera de múltiples cámaras que se inflan con una bomba de aire para favorecer el flujo linfático.

 La presión se aplica desde abajo hacia arriba del cuerpo, siguiendo la dirección por la que la linfa viaja a través del sistema linfático.

 Las mangas se inflan y desinflan intermitentemente, se envuelven alrededor del brazo o la pierna afectada, favorecen un drenaje linfático más eficiente e impiden la acumulación de líquidos en el brazo o en la pierna.

 La presoterapia se aplica generalmente tras la finalización del drenaje linfático y antes de aplicar prendas o vendajes de compresión.

¿ Quieres saber más sobre Presoterapia?

Debe usarse en combinación con una terapia descongestiva completa y siempre bajo la supervisión de un profesional cualificado en el tratamiento de linfedema.

  •  El uso  indebido de este tipo de dispositivos podría dañar los vasos linfáticos superficiales, favorecer la aparición de nuevos edemas o provocar otros efectos adversos. La decisión sobre su inclusión debe ser tomada por los especialistas en tratamientos de linfedema.

LA CIRUGÍA COMO TRATAMIENTO DE LINFEDEMA

 En general, actualmente el tratamiento más extendido es el conservador. Sin embargo, en los últimos años se ha ido avanzando en la cirugía del linfedema y, para determinados casos, el médico especialista podría considerar los siguientes procedimientos:

 La Lipectomía Asistida por Succión o Liposucción del Linfedema. 

 Se trata de un procedimiento de eliminación de grasas y proteínas que se realiza combinadamente junto a terapias de compresión.

El trasplante de ganglios linfáticos vascularizados (VLNT) por Linfedema

El trasplante de ganglios linfáticos es una técnica donde se escogen ganglios sanos vascularizados de otras partes del cuerpo que sean prescindibles y se trasplantan con microcirugía.

El bypass linfovenoso o linfaticovenular de reconducción por Linfedema

 El bypass linfovenoso consiste en reconducir la linfa hacia conductos que no estén obstruidos mediante la cirugía.

 Tanto el bypass linfovenoso como la liposucción del linfedema son procedimientos que se aplican una vez el linfedema esté establecido.

El trasplante de ganglios, sin embargo, se practica como medida de prevención a un posible linfedema, con frecuencia tras un procedimiento de extirpación de ganglios.

En Mimar clínica fisioterapia ofrecemos tratamiento fisioterapéutico completo de Linfedema en Valencia.

¡Llámanos o solicita más información sin compromiso!

Estaremos encantados de ayudarte

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DE LINFEDEMA

 El linfedema en sí mismo no se trata mediante el uso de medicación.

Es muy importante no automedicarse ni tomar diuréticos para combatir el edema, ya que podría empeorar. Consulta siempre con tu médico.

No obstante, las infecciones que en ocasiones provoca el linfedema pueden requerir el uso de antibióticos y tu médico podría recetarte fármacos como parte del tratamiento del dolor cuando estime necesario. 

  • Si tienes linfedema y sospechas que sufres una infección, acude a tu centro médico lo antes posible para recibir el tratamiento adecuado.

Precio tratamiento LINFEDEMA

Cada paciente es único.

Por ello, en función de las circunstancias y características de su patología, la duración y el precio del tratamiento pueden variar.

Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso.

Estaremos encantados de ayudarte

El diagnóstico del linfedema

  Una vez detectados los síntomas debemos acudir al médico. Éste los evaluará y establecerá un diagnóstico tras realizar una serie de pruebas para descartar otras posibles causas.

 Otras posibles causas del edema podrían ser una infección o insuficiencia venosa.

Las pruebas o exámenes médicos para diagnosticar el Linfedema

 Para diagnosticar el Linfedema, se estudia la historia clínica del paciente, se procede a un examen físico y se realiza una medición de la pierna o el brazo hinchado para compararlo con el miembro contralateral.

  El examen físico generalmente comienza con una inspección visual donde se valora el estado de la piel -su color, tacto, tensión y posibles úlceras- , el tamaño del miembro y el pulso del paciente.

 La medición de la hinchazón servirá como referencia para valorar la evolución del Linfedema.

  • En las etapas iniciales del Linfedema es difícil de diagnosticar. Los síntomas son menos evidentes al igual que los cambios en la circunferencia o el volumen de la hinchazón.

 En etapas más avanzadas, donde puede que incluso se esté considerando la cirugía, es posible realizar pruebas para examinar el sistema linfático.

 Estas pruebas generalmente consisten en la inyección de una sustancia de contraste que permita a los médicos valorar el comportamiento del flujo linfático. Son muy útiles para detectar dónde se encuentra un ganglio centinela (el primero en recibir la linfa proveniente de un tumor) o para planificar una cirugía detectando los puntos bloqueados del sistema linfático.

  Entre estas pruebas se encuentran la “Linfogammagrafía” o “Linfocentellografía”, la “Linfografía con verde de idocianina”o la resonancia magnética, entre otras.

 Los Estadios del Linfedema

 Tras la realización de las pruebas diagnósticas convenientes, el médico las evaluará y determinará en qué Estadio de Linfedema se encuentra el paciente.

 Los Estadios son fases de evolución del Linfedema y son los siguientes:

Estadio 0 del Linfedema

 En este primer estadio, aun existiendo ya una lesión en el sistema linfático, todavía no se aprecia una hinchazón o síntoma alguno. También se llama “linfedema subclínico”.

En ocasiones no hay edema pero sí sensaciones o molestias en el miembro afectado

 El Linfedema puede manifestarse meses después, pero el daño linfático ya se ha producido.

Estadio I del Linfedema

 En este estadio el brazo o la pierna muestra una hinchazón leve y el paciente empieza a sentir sensación de pesadez.

 También aparece la fóvea, que es la marca con forma de hendidura que se queda en la piel tras ser presionada.

 En esta etapa inicial, levantar el brazo o la pierna a menudo ayuda a reducir la hinchazón. Aún así es recomendable comenzar el tratamiento fisioterapéutico, para controlar el linfedema y realizar un seguimiento para prevenir su evolución.

Estadio II del Linfedema

 En el estadio II, la hinchazón del brazo o de la pierna persiste y no se produce fóvea al presionar la piel.

 Es posible que aparezca la fibrosis en la piel que provoca que la extremidad afectada se sienta un poco más dura.

 Levantar el brazo o la pierna afectada no ayuda a reducir la hinchazón del Linfedema y se requiere iniciar un tratamiento de inmediato.

Estadio III del Linfedema

 Se presenta con poca frecuencia, es el Estadio más avanzado del Linfedema y presenta un carácter permanente e irreversible.

 En este estadio la hinchazón es mayor y se aprecian cambios visibles en la textura de la piel que se vuelve más gruesa y dura.

 También puede conocerse como elefantiasis linfostática.

CONCLUSIÓN

 El Linfedema es un trastorno crónico, incurable y progresivo; por ello, resulta vital su detección temprana y recibir un tratamiento metódico para lograr mantenerlo controlado.

 Las zonas afectadas con linfedema exigen unos cuidados minuciosos ya que, al tener el sistema linfático comprometido, tienen un mayor riesgo de infección.

 No obstante, recibiendo el tratamiento adecuado y siguiendo todas las recomendaciones médicas se puede llevar una vida tan normal como sea posible.

En Mimar Clínica de Fisioterapia estamos especializados en el tratamiento de Linfedema en Valencia. El 95% de nuestros pacientes presentan una notable mejoría.

¡Contáctanos sin ningún compromiso para más información!

En MIMAR clínica de fisioterapia somos especialistas en el tratamiento del linfedema en Valencia. Nos basamos en la terapia descongestiva completa, recogida en el documento de consenso de la Sociedad Internacional de Linfología como la más efectiva para abordar el linfedema.

También contamos con el Método Godoy para aplicarlo según las necesidades de cada paciente. Tras realizar un estudio previo, el fisioterapeuta evaluará su caso concreto y desarrollaremos un plan integral de tratamiento personalizado.

Desde MIMAR Fisioterapia esperamos que todo trabajo detrás de este artículo sobre el tratamiento de linfedema os haya podido ayudar de alguna manera.

ESTAMOS CERCA DE TI
DIRECCIÓN, METRO, BUS Y PARKING CERCANOS

MIMAR CLÍNICA DE FISIOTERAPIA Y CENTRO DE PILATES EN VALENCIA

DIRECCIÓN

Plaza de España, nº 1 puerta 1, 46007, Valencia

METRO VALENCIA

Líneas 0, 1 y 2

BUS EMT DE VALENCIA

Ramón i Cajal (IMPAR) [705] 64 92 N3

Ramón i Cajal (PAR) [692] 67 80 92 N3

Espanya Julio Antonio [815] 9 10 27 N6

Espanya – Sant Vicent Màrtir [706] 92 93

PARKING

Parking ASA Plaza de España Valencia PARKIA

error: El contenido de esta página se encuentra protegido!!
Ir arriba